Tratando de entender a John Cobin - Comedia con Carne y Queso

Breaking

ESTAMOS PURO DANDO LA HORA

martes, 11 de febrero de 2014

Tratando de entender a John Cobin


Nos hemos visto en la necesidad de salir del letargo veraniego antes de tiempo (de hecho, teníamos planeado volver con las peripecias bloggeras en marzo), ya que en medio de las tantas lecturas de baño que nuestro único CM se ha mandado en sus vacaciones, nos encontramos con la carta que amablemente un académico de la UNAB le hizo al director de un diario, alegando por el estado de las calles de Viña del Mar, las cuales distaban a años luz de Las Condes o cualquier barrio pudiente de Santiago. En su carta, da a entender que la solución consiste en sacar a 4 ministerios que son (según su perspectiva) un soberano "cacho" y cuya plata (despilfarrada de manera estratosférica) bien se podría usar en mejorar el pavimento en la Ciudad Jardín y convertirla en una verdadera "perla urbana", como él la describe en su misiva. Nótese que esto lo escribimos con una buena pizca de sarcasmo tratando de interpretar las palabras del señor Cobin, así que si es tonto grave o toma las cosas literalmente, recomendamos salirse de la página o hacerse acompañar por un adulto responsable.

1. Ministerio del Deporte: según Cobin aquí la botadera de plata está más que clara: ¿para qué esforzarse en fortalecer otros deportes, si a lo único que le importa el chileno promedio es el fútbol (de hecho, la última ronda de Copa Davis que jugó Chile no se emitió ni en TV ni en radio)? Bueno, y el tenis y el golf se reservan sólo para entretenerse mientras se intercambian opiniones acerca de cómo administrar una empresa, sacando la tajada más grande cuando hay ganancias, pero tirándole la pelota a los empleados cuando las cosas salen mal.

2. SERNAM: a los ojos del destacado académico de la UNAB,las mujeres ya tienen un lugar designado en la sociedad, y éste depende única y exclusivamente de cuántos metros cuadrados tenga la cocina. Toda otra responsabilidad que se quieran autoasignar es una señal clara de provocación, es anti-natura, y puede ser castigado incluso con la muerte prematura. Además, al eliminarse lo más pronto posible este ministerio, evitamos que la única comunista que fue designada en primera instancia en el gabinete de Bachelet asuma oficialmente, conllevando a que no se desate el "apocalipsis comeguaguas", tan temido y mencionado de manera secreta en los textos de religión del Opus Dei y de la fundación Jaime Guzmán.

3. Ministerio del Medio Ambiente: aquí la cosa es obvia: para hacer funcionar el tren de gran velocidad (proyecto fetiche del señor Cobin) en la Ciudad Jardín, se requiere energía. ¿Y de dónde sacaremos esa energía? Bingo!! De varias termoeléctricas (como Bocamina, Punta Alcalde, o incluso una ampliación a la central de Ventanas),... además de la necesidad de reestructurar HidroAysén, haciéndolo más grande que el plano habitual. Entonces se entiende que un ministerio que se opone a estas medidas tan sencillas para generar energía e ir a la vanguardia con el progreso, no debería estar ni en éste ni en cualquier gabinete ministerial de un país que pretende permanecer en la OCDE.

4. Ministerio de Cultura: a juicio de Cobin, no es necesario canalizar tanto esfuerzo humano y monetario en un aspecto tan dejado de lado como la cultura. ¿Para qué promover la difusión de las artes escénicas, si al final lo  que importa es saber cuáles serán las modelos y futbolistas que concursarán en el próximo reality, o cuál es el último quiebre o comienzo amoroso dentro de Farandulandia? Y es más: resulta más barato montar un escenario en donde Luli y Arturo Longton hagan un show al aire libre, que intentar traer de vuelta al Cirque du Soleil.

Ah!! Y eso que olvidó mencionar que otra medida posible es suprimir buena parte de las subvenciones en educación (total, en el barrio El Golf casi todos van a colegios particulares pagados, donde para ellos la palabra "subvención" les sabe a idioma arameo ultra-antiguo) para así tener más plata para que en las calles de Viña pueda pasear el Porsche libre, y el Audi próspero.

(saludos cordiales...)

Posted via Blogaway

No hay comentarios:

Publicar un comentario