"Maldito Disney" (o la mansa cachetada que nos pega la realidad) - Comedia con Carne y Queso

Breaking

ESTAMOS PURO DANDO LA HORA

miércoles, 3 de abril de 2013

"Maldito Disney" (o la mansa cachetada que nos pega la realidad)


Esta columna no es como las clásicas entradas bloggeras que hemos hecho para apoyar las iniciativas de aquell@s comensales que nos han dado su enorme apoyo (ya sea en la cercanía de un carrete con olor a asado y pebre natural, o a través de las redes sociales),... y es que en esta ocasión, nos tomamos el permiso de analizar la realidad en base al notición que aquí le traemos.

Bueno,... el hecho es que durante todos los viernes y sábados de abril se presentará en el Teatro La Troupe del Portal Ñuñoa la obra teatral cómica "Maldito Disney", la cual se inspira en las peripecias y locas andanzas de la comensal ilustre Bernardita Ruffinelli (sí!! la misma que ha escrito columnas para Publimetro y LUN, y de la cual hablan caleta en Twitter!!), que se encuentran plasmadas en un blog que habla de la actualidad, el amor y el sexo y otras hierbas (sí!! incluso las que se llevaron de la casa de Ariel Mateluna...). Y en el sólo hecho de pensar en el título de la obra,... da para pensar y reflexionar cual monje tibetano,... claro, pero en versión adaptada al culto ruffinelliano.

Tras horas de meditación (sobre todo con ayuda del WC),... nos dimos cuenta que, tal como lo pretende mostrar esta obra,... pucha que nos han cagado la vida y la onda los cuentos de hadas de Disney!!!! Y creemos que no sólo se la han jodido a las féminas, al observar que el gran grueso de los pobres y tristes mortales de este país dista de unos 40 años luz (conste que la cifra puede variar: al que escribe esta columna le ha dado un ataque repentino de generosidad exacerbada en estas líneas) del aspecto, tanto físico como psicológico, de los galanes protagonistas de las películas de la industria del raton Mickey... sino que también los hombres han salido perjudicados con esta concepción mental sacada de una buena parte de los cuentos de hadas existentes en el planetoide.

Y seguramente se preguntarán: "¿por qué Disney le cagaría la onda a los varones?" Bueno, la respuesta es simple: porque a la hora de buscarse una pareja con quien decirse "amuñi muñi muñí" por teléfono, y todas esas otras cosas anexas,... los objetivos se vuelven distintos entre uno y otro género. Mientras que las mujeres (ojo!! no todas... pero sí una fracción no menospreciable) idealizan la búsqueda sempiterna del gallardo príncipe azul (o del color que sea, dependiendo del punto de vista y el grado de daltonismo de la aludida), que sea capaz de llevarla en un noble corcel de blanco pelaje y copete sedoso, hasta un castillo colmado de lujos y con un "y vivieron felices para siempre",... el hombre observa que una buena fracción de las mujeres no dista mucho del contexto de las tipas de Disney (con algunos tintes de diferencia... ¿o acaso han visto en alguna parte a una mitad mujer-mitad pez, o a alguien cuya única gracia sea dormir todo el día?), puesto que, salvo algunas excepciones, las princesas Disney se convertían en ello al enganchar al descendiente directo del trono. De hecho, nos percatamos que el único cuento de Disney que, en algo salva al género masculino, es "La Bella y la Bestia", puesto que el protagonista era más feo que pegarle a la mamá con un bate de béisbol,... pero supo sacarle provecho a cosas que van más allá de la apariencia física para finalmente quedarse con la linda chicoca

En resumen,... notamos que, sin haber visto aún la obra (pero con las ganas de hacerse el tiempo para ir a verla),... el efecto que causa la cachetada que nos da la realidad al ver lo distantes que estamos del proyecto de vida que nos enchufan los cuentos de hadas... se responde (aunque sea en parte, pues hay otras variables en el baile) por qué el Censo del año pasado arrojó un aumento del porcentaje de mujeres solteras. En fin,... gracias,... Disney y la re-CTM!!

(para los que se preguntan cuánto sale la entrada pa' ver la obra, les decimos que sale 6 lucrecias por persona...)

Escrito por Héctor Riquelme A., médico general, comediante amateur y coreógrafo de este proyecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario